SA: ¿Quién es Kristal?

KPM: Soy la tercera de tres hijos y tengo parálisis cerebral leve por hipoxia lo que significa que me faltó oxígeno a la hora de nacer, es por eso que desde los 6 meses de edad cuando mis padres observaron que no tenía un desarrollo normal, tomo distintas terapias como física, equitación y nado con delfines, entre otras. De hecho estuve un tiempo en Cuba para seguir aprendiendo un poco más.

Al principio me costaba mucho trabajo porque empecé a estudiar en una escuela especial, luego se dieron cuenta que mi capacidad no me afectaba de manera cognitiva sino en el aprendizaje, así que decidieron que yo podía estudiar en escuela normal.

Así concluí el kinder y la primaria pero al ingresar a secundaria resultó una experiencia muy fuerte para mi porque en esa etapa todos corren, gritan, juegan futbol, hablan muchas cosas y en ese momento comencé a cuestionarme ¿por qué a mí? ¿por qué yo?, pero al final aprendes qué son cosas que pasan y que tienes que agradecer a Dios, soy de las que dice: ¿por qué a mí? y me respondo porque debo de aprender, tal vez si tuviera todas las facultades físicas, estaría de fiesta, de antro todo el fin de semana, ya que yo soy muy aventada, me gusta retarme y actualmente estoy en una carrera que demanda condición física, estar parado mucho tiempo para grabar o tomar fotos, desafíos que he decidido tomar con mucho gusto.

SA: Kris, eres una estudiante de excelencia, pues siempre te llevas los primeros lugares ¿Por qué elegiste estudiar la carrera de Comunicación?

KPM: Fue mi última opción, a mí me gustan cosas que demandan esfuerzo físico, quise estudiar para ser aeromoza, Empresas de Entrenamiento o Turismo, pero dije ¿qué carrera me puede brindar el esquema de conocer, pasármela bien y hacer amistades?, así que pensé en Comunicación, decisión que también tomé porque yo estaba trabajando en la radiodifusora del Estado y me apasionó mucho todo lo que tiene que ver con Radio, así que por eso opté por dicha profesión.

SA: Eres una persona que ama los retos y también las aventuras extremas, así que cuéntanos ¿Qué ha sido lo más extremo?

KPM: Son retos diarios desde no caer en estas dudas de ¿por qué a mí? muchas personas dicen ¡ay siempre se queja! ¡siempre es lo mismo! pero realmente no lo pueden ver desde la misma perspectiva que yo porque no están en mi lugar, pero el reto diario es: no caer en este círculo vicioso de preguntarme ¿por qué a mí? y pensar en cosas negativas, pues al final no me trae nada bueno, sin embargo siempre está presente este cuestionamiento porque siempre hay algo que no puedo hacer.

Hasta ahora lo más extremo que he hecho es aventarme cuatro veces del paracaídas y hoy estoy buscando ir por la quinta experiencia.

SA: ¡Wow! te gustan las aventuras muy extremas, ahora cuéntanos ¿Qué sigue para Kristal?

KPM: Primero terminar la carrera, después regresar a la radiodifusión y en tercer lugar irme a Alemania por un año, pero siempre siguiendo mi filosofía de vida, que es “si no existe un reto, entonces no existes, porque si no hay un reto, no trasciendes”, al menos esa es mi forma de pensar y eso es lo que me ha hecho llegar hasta aquí

SA: Estamos seguros que pronto te veremos en tierras europeas y finalmente ¿qué consejo le das a las personas que a pesar de que se quejan todo el tiempo no hacen nada para cambiar o mejorar?

KPM: Estar en el ámbito discapacitado es complicado, siempre caes en este círculo de preguntas existenciales. Pero la actitud es todo, el compromiso, la fuerza de voluntad que tengas, si tú tienes actitud, compromiso y decisión propia, eso es una expansión de ti, que si lo sumas te da igual a cero límites y esto te lleva a la trascendencia. Ese es mi consejo “no se den por vencidos y comprométanse por lo que realmente quieren, pero siempre con actitud”.

Andrés Teruel

Estudiante de la carrera de Comunicación y tengo 20 años de edad. Me apasiona aprender de diversos temas y me gusta conocer a muchas personas; estoy convencido que la comunicación es la base de todo y la manera más eficaz de arreglar problemas, soy un fiel creyente de que las personas son buenas y que este país puede mejorar si todos nos unimos para hacer el bien.