Como ustedes saben, nuestra revista se actualizó y estableció temáticas para que ustedes como personas lectoras puedan acceder con mayor facilidad a los temas que les interesan.

En mi caso, como colaboradora de esta revista desde sus inicios, he escrito temas sobre la igualdad de género y sobre la corresponsabilidad y elegí el tema de ciudadanía para mis colaboraciones. Sin embargo, tengo que reconocer que no he hecho énfasis en qué es la ciudadanía ni promovido la reflexión en torno a este rol que todas y todos jugamos.

Así que, como dicen por ahí, empecemos… por el principio ¿Qué es la ciudadanía?

Una definición del diccionario dice: Condición que reconoce a una persona una serie de derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la política de un país determinado.

Como segunda acepción, la Ciudadanía la conforman: los ciudadanos de una nación o pueblo.

Si revisamos el artículo 34 de nuestra Constitución, los ciudadanos son los hombres y mujeres que siendo mexicanos sean mayores de 18 años y tengan un modo honesto de vivir.

Con esta información podemos entonces decir que la Ciudadanía (en México) está formada por las personas de 18 años o más que tienen el derecho- y la obligación- de intervenir en la política del país.

Esa sería una versión corta, en la constitución podemos identificar los derechos políticos y sociales que tenemos como ciudadanía, por cuestiones de espacio sólo mencionaré algunos:

Derechos Sociales: Son conocidos como los derechos humanos y están contemplados en el Capítulo I de la Constitución, algunos de ellos son:
- Libertad
- Educación
- Igualdad de derechos
- Ambiente Sano
- Salud
- Trabajo

Sin embargo, hay que recordar que cada derecho conlleva la obligación de respetar los derechos de los demás Políticos: Art. 35 Constitucional
- Al voto (votar y ser electos/as en votación).
- A la asociación política
- Pertenecer al ejército o la Guardia Nacional
- Derecho de petición
- Pertenecer a servicio público, etc.

Ahora bien, muchas personas creen que el ejercicio de los derechos políticos sólo consiste en ir a votar en cada elección. Sin embargo, la ciudadanía tiene una responsabilidad mayor, la vigilancia del cumplimiento de las obligaciones del Estado y la participación social activa para poder identificar, priorizar y hacer del conocimiento del Gobierno, las necesidades más inmediatas de la comunidad.

¿Y cómo se hace esto? Bueno, ese tema lo abordaremos en nuestra siguiente colaboración.