Seguramente con tantos cambios económicos que vimos al inicio del año 2017, te preguntarás que pasa con las asociaciones civiles si todo aumenta de precio, nuestro país vecino hace hasta lo imposible por perjudicarnos, los precios de la gasolina cambian constantemente, etc… ¿Y los donativos hacia las causas sociales? Indudablemente si afecta, todo es un proceso. Sin embargo no por eso las personas dejan de confiar. Si durante todo el año 2016 se trabajó por lograr una sustentabilidad que brinde firmeza y permanencia a la asociación, no debemos preocuparnos.

Efectivamente si las personas tenían doscientos pesos para donar, pero ahora eso se lo gastan en el incremento de la gasolina, si puede llegar a perjudicarnos. Sin embargo en el proceso de crecimiento y profesionalización de una asociación civil siempre deben de existir reservas y ahorros “para estos años de vacas flacas”. Como dice el Ing. Carlos Slim: Tendrás siete años de vacas gordas y siete años de vacas hambrientas.

Con esto las asociaciones civiles deben tratar de ser sustentables durante los años de vacas gordas y acelerar sus ingresos, moverse, no quedarse estancadas, porque si no lo hacen, pierden. De forma que en los años de vacas hambrientas las asociaciones ya habrán creado una imagen y estatus que difícilmente tendrán que parar sus actividades por falta de recursos. Se necesita de una gran disciplina para lograr esto.

En términos fiscales, el paquete económico 2017, viene con una serie de medidas de apoyo hacia las asociaciones autorizadas como donatarias.

a) Se proponen obligaciones de presentar información que procure la transparencia de sus operaciones
b) Una certificación voluntaria que agilice trámites ante Hacienda (SAT)
c) Las instituciones de educación superior podrán invertir proyectos de emprendimiento, siempre y cuando sus ganancias se reinviertan en nuevos proyectos.
d) Un mecanismo electrónico ágil que permita la donación de mercancías de comercio exterior que hayan sido embargadas.
e) Se podrá otorgar la autorización de donatarias, con un periodo de gracia de hasta 12 meses para obtener el acreditamiento de labores.

Sin lugar a duda no todo es color de rosa para este 2017, pero tampoco color negro. Hay muchas áreas de oportunidad que se pueden seguir escarbando, todo depende del manejo de nuestras actividades y disciplina y transparencia con la que trabajemos.