En 1990 se incluye a México al Tratado libre Comercio, siendo efectivo el 5 de Febrero de 1991, donde los presientes George H.W. Bush, (E.U.A), Carlos Salinas de Gortari (México), y el primer ministro canadiense Brian Mulroney, buscan la eliminación total de las barreras aduaneras entre los países involucrados, así como proteger derechos de autor, de maquila y otros intercambios de servicios que beneficiaran a todos.

Es cierto que México necesita de las inversiones de Estados Unidos, hay dos posturas en cuanto a si su participación es beneficiosa en gran medida o sólo marginal. También estipula la exportación de Estados Unidos hacia México de autos retirados, lo que permite a muchos mexicanos contar con un automóvil propio.

A la par, Estados Unidos importa energía de ambos países y además, la pertenencia al grupo le facilita el ingreso de sus productos a estos mercados.

Debemos tener presente que en los tiempos actuales, el uso de la tecnología representa una ventaja para las naciones, que a su vez permiten elevar la productividad de las empresas. Es ahí donde México tiene una gran desventaja ya que la mayoría de las empresas nacionales, no cuenta con la tecnología necesaria para hacer frente a las empresas externas cuyo capital humano y uso recurrente de tecnología de punta, reduce costos y aumenta la productividad

El interés por México se justifica porque Estados Unidos prevé un aumento de sus importaciones de petróleo para los próximos años y México es uno de los principales países exportadores de petróleo fuera de la OPEP. El petróleo y el gas natural que se explotan en la costa del golfo, constituyen la principal fuente de ingresos de México, representando solamente el petróleo el 32% del total de los recursos.

Más de la mitad de la producción procede de los yacimientos marinos del golfo de México. Las reservas encontradas se estiman en aproximadamente 8.000 millones de toneladas. El tratado se propone que los productores o asociaciones de productores tengan derecho a señalar casos de dumping (Práctica desleal del comercio internacional, consiste en la venta de bienes en mercados extranjeros a precios por debajo de aquellos, que se cobran por ventas similares en el mercado nacional o a precios que son inferiores al costo de producción de dichos bienes).

El Presidente de Estados Unidos por el Partido Republicano, el empresario Donald Trump, anunció durante la campaña electoral que buscará renegociar nuevamente el acuerdo de libre comercio con el gobierno de México y que de no lograr un acuerdo satisfactorio para los intereses del país, su gobierno se retira del acuerdo de libre comercio con México.

México advierte que también podría abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, si es que no logra obtener mayores beneficios en la renegociación, en respuesta al presidente Donald Trump, que comenzaría pronto la renegociación del TLCAN con Canadá y México. El presidente Enrique Peña Nieto, anunció un plan de diversificación comercial con otros países, que incluye negociar pactos bilaterales con otros países del mundo.

José Antonio Meade Secretario de Hacienda, declaró que México está preparado para las negociaciones con los miembros del TLCAN, ahora quedan dos opiniones, la primera que E.U.A, presione a nuestro país para una negociación más rápida, y la otra que todo ese sector lleno de abundancia (automotriz), regrese a los E.U.A, hay que tener calma a esto ya se logró conocer en Phoenix, ahora falta la mesa de negociaciones en México y Canadá para cerrar en territorio Norteamericano, después de esto se conocerán los nuevos estatutos de este tratado esperando que nuestro País salga beneficiado.