En la primera parte mi columna publicada en semanas pasadas, expuse el trabajo que realiza una persona que quiere contender por un cargo político, en tiempos en los que no está permitido hacer ningún tipo de campaña, recordaremos que nos referíamos a las redes sociales como principal foro de promoción y exposición de la imagen de un “supuesto” director, presidente y fundador de Asociaciones y Fundaciones que así como eran creadas de la nada, tendían a desaparecer como por arte de magia y sin dejar rastro al pasar las elecciones. La pregunta con la que termine la primera parte de esta columna fue: ¿Qué es lo que viene? Creerles o no…

Entiendo que el trabajo para ser contendiente de un cargo político, deberá realizarse desde meses antes pero antes todo esto, deberemos buscar el antecedente del político escondido en un disfraz de “Líder” de AC, lo que ha realizado por su comunidad de años atrás, y si es miembro de alguna fundación que tenga un buen número de años trabajando de forma honesta y comprobable.

A estas personas que de repente se preparan como frijoles en olla exprés, ofreciendo ayuda desinteresada en un rubro que en su vida habían incursionado, NO LES CREAN….el interés no es ayudar, su interés es entrar en la política porque van en busca de un 100% hueso prometido al resultar ganadores. Así que mi querido lector ni siquiera les dé un like a sus páginas en redes sociales, ni intente seguirlos hasta no estar convencidos que estos “LÍDERES” son verdaderos actores sociales. Claro que se vale que un verdadero líder incursione en la política, pero antes deberá consultarlo con su comunidad. Aquel que tenga una propuesta fidedigna y a largo plazo como ejercicio de CONTINUIDAD a los objetivos de su fundación, no solo le aseguro la Victoria sino que también, ganará el aprecio de la gente haciéndolo respetable más por sus hechos, que por sus discursos políticos de campaña.

Ejemplos abundan en las redes sociales con imagen de “activistas sociales” ayudando a comunidades que en teoría el apoyo se define para ciertas colonias que forman parte de un distrito.

Siempre lo he dicho, “Somos más los buenos que los malos” y un ejemplo de activistas que buscan el cambio como independientes sin engañar a la gente, son el grupo AHORA, búsquenlos en las redes sociales. Ellos se presentan como agentes de cambio, siendo una iniciativa de personas comunes queriendo el cambio en rubros como impunidad, pobreza e inseguridad. Dan conferencias a los universitarios entre otras actividades grupales y no se valen de donaciones de despensas, bastones o dando financiados por partidos cursos irreales de empoderamiento a las mujeres, sin darles los medios para poder emplearse y ser verdaderamente independientes. Los invito a que entren al Portal de AHORA Puebla y conozcan su trabajo que lejos de ser aspiracional, buscan unir fuerzas para un verdadero cambio en lucha por los intereses de todos y no de unos cuantos.

Espero que mi opinión contribuya a desenmascarar a los ventajosos, tramposos y todólogos y exalte mucho más líderes sociales….esos que vienen del pueblo, y no de la imposición y el dedazo de un partido político, que los utiliza como carne cañón para velar por sus propios intereses. Y si no entendió nada de lo que expuse, lo invito a lea la primera parte, por este mismo medio para que tenga idea de lo que hablo.