Saludos a nuestros lectores, aprovecho este medio para manifestar mi orgullo por ser Mexicano y como los dice nuestro Himno Nacional en uno de sus párrafos, ”Símbolo de la Unidad de Nuestros Padres y de nuestros hermanos” y que mejor momento para demostrarlo después de los lamentables acontecimientos sismológicos de las que el pueblo Mexicano fue Víctima.

En relación al tema de mérito es importante mencionar que hoy como nunca se han disparado los delitos de gran manera y los estados que lo están resintiendo más, son los del centro y sur del país, toda vez que la presencia de la delincuencia organizada en los estados vecinos del norte ya era algo normal, sin embargo desde hace más de una década se ha venido permeando hacia el sur de nuestro país, hoy por hoy ya se encuentran asentadas en nuestro Estado de Puebla, células de delincuencia organizada que llegaron a un Estado Virgen como lo era puebla para ya no irse, recordemos que la delincuencia organizada trabaja sobre varios esquemas delictivos que son:

1.- El secuestro, 2.- Robo de hidrocarburo, 3.- Trata de personas, 4.- Tráfico de Órganos, 5.- Tráfico de Drogas, 6.- Narcotráfico, 7.- Cobro de piso a comerciantes y empresarios, 8.- Extorsiones entre otros.

Alertar a la Ciudadanía sobre todo en el Estado de Puebla que es donde de alguna manera se están resintiendo mas los delitos, tales como el robo de vehículo o la detentación de vehículo robado, que en su momento estaban tipificados antes de la entrada en vigor del nuevo sistema de Justicia penal, como delitos graves es decir, ameritaban prisión preventiva y al día de hoy no es así, esto que quiere decir que si una persona que se dedica al robo de vehículo el día de hoy logro robarse 9 vehículos y es detenido en flagrancia, (en el acto de consumarse el delito), esta persona al presentarla con el decimo vehículo ante la autoridad correspondiente fiscalía especializada en robo de vehículos, basta con que garantice el sujeto a proceso, la reparación del último vehículo obvio si no hay mas quien reclame los anteriores, esta persona sujeta a procedimiento judicial quedara en libertad solo garantizando el daño y seguirá con su vida delictiva.

Y si a esto le agregamos que en los penales del Estado de Puebla el 40% de su población ya ha quedado en libertad, también gracias al nuevo sistema de justicia en base a sus artículos transitorios, que están permitiendo dejar en libertad a una gran parte de la población penitenciaria, no es óbice mencionar a ustedes amigos lectores que el 90% de las personas privadas de su libertad y que obtienen la misma vuelven a delinquir y si a esto le agregamos la presencia de grupos delictivos bien organizados que de inmediato contratan a estas personas que obtienen su libertad para cometer toda la gama de delitos que ya he mencionado, nos encontramos en un estado de inseguridad por demás delicado, pues es bastante complicado para nuestras instituciones de Seguridad Pública poder abatir esta problemática, donde encontramos cuerpos policiacos incompletos sin una planilla bien estructurada, faltos de capacitación y preparación adecuada, con salarios muy por debajo de lo que les ofrece la delincuencia organizada, en verdad nos encontramos ante un grave problema de inseguridad y no precisamente porque las Instituciones de Seguridad Publica no estén haciendo su trabajo, más bien por todo la gama de obstáculos que he mencionado.

Es por esta razón que lanzo una alerta a nuestros lectores y ciudadanía en general, para que de alguna manera coadyuvemos hoy más que nunca con nuestras autoridades de seguridad pública, nos organicemos en las colonias, formemos comités vecinales en materia de seguridad pública, formemos grupos de redes pero específicamente en combate a la delincuencia, fomentar la cultura de la denuncia ya que todos los que hemos sido víctimas de delitos normalmente no denunciamos, eduquemos a nuestros hijos, enseñándoles a respetar desde una goma o un lápiz, si no es suyo es de alguien más, si nos unimos en desgracias como los sismos recientes, seguro estoy que podemos hacer y marcar la diferencia en nuestro gran país. Podemos lograrlo y podemos ayudar de gran manera a nuestras autoridades, solo es cuestión de poner nuestro granito de arena para evitar avance esta delincuencia que tanto daño nos hace como sociedad y como familia.