Es de suma importancia mantenernos hidratados, se dice que el cuerpo tiene 60% de agua, por lo tanto tenemos que consumir diariamente una cantidad importante de este líquido que es vital para nuestro correcto funcionamiento.

Para mantenernos correctamente hidratados, el cuerpo necesita reponer y mantener nuestros niveles de minerales en niveles normales.

Pero el agua que estamos acostumbrados a comprar para nuestro consumo no es la mejor opción y como buenas víctimas de la mercadotecnia, siempre preferimos el que diga muy baja en sodio y sin minerales, eso es lo que consideramos la mejor opción. Pero… ¿Por qué tengo que consumir un agua baja en sodio y sin minerales si mis riñones funcionan perfecto? Pues por qué es lo que la televisión, las marcas de agua y toda la publicidad nos recomienda. Y queriendo pensar positivamente, esto lo hacen con el afán de que los alimentos nos brinden la cantidad de sal (sodio) que se necesita diariamente, pero el agua como tal presente en la naturaleza, contiene minerales, calcio, cloro, magnesio, sodio y en pequeñas cantidades hierro y zinc.

Cuando compramos una botella de agua que no indica que es de manantial, esta solo declara lo baja en sodio que es, y es que ese es el truco; entre menos minerales consumamos cuando tengamos sed, menor será la saciedad que tendremos por tomar agua, por lo tanto compraremos más y más.

El agua de manantial nos ayuda a mantener el equilibrio electrolítico de nuestro cuerpo, estos electrolitos se encuentran en la orina, sangre y otros líquidos del cuerpo, así que es muy importante tener una hidratación perfecta para evitar calambres, mareos y que nuestros músculos respondan de manera adecuada entre otras funciones.

Lo que yo les recomiendo es consumir agua de manantial, que viene especificada en la etiqueta de la marca que cada quien prefiera, tienden a ser un poco más caras quizá uno o dos pesos más, nos hidratarán mejor ya que este tipo de agua si contiene minerales, ayudando al cuerpo a reponer lo que pierde conforme va pasando el día.

Ahora bien, si realizan una actividad física de alto impacto, pueden llegar a consumir alguna bebida especializada para este tipo de ejercicio, ya que su rendimiento se ve afectado si no tienen niveles de hidratación correctos.

Claro que es muy importante que en pacientes con insuficiencia renal se prefiera agua natural baja en sodio y en cantidades reguladas por si diuresis, pues sus necesidades son distintas.