Como nutrióloga, siempre hablo con mis pacientes acerca de la importancia que tienen nuestras acciones diarias en nuestro cuerpo, desde el consumo de alimentos, actividad física y las diferentes acciones que realizamos en el transcurso del día y cómo ésto va afectando o decidiendo qué alimentos consumiremos.

Y es que siempre pasa que amaneces decidido a realizar ejercicio, o cambiar la manera de comer, o piensas “bueno estoy sentado todo el día en la oficina ¿por qué no hago intervalos de algún ejercicio o bebo más agua natural o por qué no en lugar de desayunar mi pancito de dulce y un café lo cambio por algo más saludable?”.

Mucho de estos intentos fallidos tiene que ver con nuestras acciones cotidianas y el estrés que representan, así que para no auto sabotearnos y poder generar cambios positivos que se vuelvan hábitos es necesario fijarnos metas pequeñas e irlas aumentando poco a poco, en vez de metas tan grandes que solo te estresarán por no cumplirlas y terminaremos aventando todo al rincón del olvido.

Algunos consejos que te doy como nutrióloga son:

• Consume agua natural, te ayudará a mantenerte más activo, motivado durante tus actividades diarias, además mantiene la piel más fresca hidratada y limpia, si no consumes nada de agua empieza por 600ml diarios y mantenlo una semana; aumenta a 1 litro a la siguiente, y cuando veas ya no será difícil de mantener hasta cumplir nuestra meta que son los 2 litros de agua natural diarios, además el solo hecho de sustituir otras bebidas azucaradas por agua natural te harán perder peso, así que ganarás mucho consumiendo agua natural.

• Realiza alguna actividad que te ayude a canalizar tu estrés, que te ayude a dormir bien, y podrían pensar que el estar más horas despierto ayuda a quemar más calorías, pero no es así: a menor sueño menor cantidad de energía, además la leptina y la grelina que son hormonas que se producen mientras dormimos son las encargadas de mantener nuestro apetito bajo control. El cuerpo necesita un descanso para poder recargar pilas y rendir al máximo para tu siguiente día.

• Consume vegetales, aportan gran cantidad de minerales, fibra y vitaminas que mantendrán tu piel, tu cabello y tus uñas en excelente estado además puedes prepararlas al vapor, asadas o comerlas crudas y una GRAN ventaja es que son bajas en calorías y ayudan a controlar ese apetito voraz que todos hemos llegado a sentir muchas muchas terribles veces.

Éstos, diría yo que son algunos de los consejos más importantes que todos debemos de seguir para mantenernos sanos, activos, llenos de vida y lo más importante ¡de buen humor! El mundo no va a parar, es mejor estar en equilibrio y que todo fluya de una manera más positiva, ¡sonríe más, puede que cambies la vida de alguien más!