Encontrar problemas de aprendizaje en el salón de clases es más común de lo que creemos. Muchos pequeñitos sufren alguna dificultad que obstaculiza que aprendan al mismo ritmo de los otros, provocando un rezago significativo y en ocasiones, son catalogados como niños que no les gusta estudiar o bien que no son buenos para la escuela.

Si bien, existen muchos profesores entregados al trabajo dentro del aula, también es necesaria la presencia de psicólogos en las escuelas que puedan intervenir para fomentar el aprendizaje, ya que la dificultad del niño aunada a otros factores, como el sobrecupo en los salones de clases (tomando en cuenta que existen aulas hasta con 50 niños) favorecen a agravar el problema.

Es necesario intervenir en este tipo de dispedagogías, en beneficio de nuestros pequeñitos para estimular sus habilidades de aprendizaje, así como también brindar orientación a los padres de familia, ya que lamentablemente al no tener información suficiente sobre este tipo de problemas, en su afán de corregir al niño, éstos padres pueden perder un poco el control, e incluso descalificarlo, generando en él una falta de interés en las actividades escolares y contribuyendo a dañar la imagen que tiene sobre sí mismo haciéndole pensar que “es un burro”.

Existen enemigos del aprendizaje, como pueden ser aquellas dificultades de la lectura, de la escritura o del cálculo. Cada niño tiene una necesidad individual, y al permanecer en un salón de clases con muchos compañeros, es claro que el profesor no podrá atenderlo a él sólo. Es admirable el trabajo diario de muchos profesores que día a día contribuyen a la educación de éste país, pero recordemos que ésta gran responsabilidad formativa no solamente está en sus manos. Trabajamos en conjunto padres de familia, maestros e insisto, la presencia de psicólogos educativos es más importante de lo que se cree.

Si observas que tu hijo tiene dificultades para leer y esto se origina por una confusión de grafemas similares como son la b o la d, la p o la q, y esto se da también en su escritura, o bien, notas que tiene muchas dificultades para realizar operaciones matemáticas básicas de manera mental, o tal vez exista una desorganización que altere su escritura, es muy importante acudir con un profesional que lo evalúe y determine si existe algún problema de aprendizaje y de ese modo, pueda orientarte sobre lo que debes de hacer en base a sus necesidades específicas para poder intervenir adecuadamente.

Si tienes alguna duda sobre el aprendizaje de tu pequeño, acude a un profesional, quien tomará las medidas necesarias para que logre adquirir nuevas habilidades de aprendizaje.